Volver a la página Principal | Volver a El Poder de Las Piedras

EL JASPE
Un tónico para el espíritu

Aunque el Jaspe es una variedad del cuarzo que también puede encontrarse en color amarillo y azul, tal vez las variedades más comunes y conocidas sean el rojo y el verde oscuro con manchas rojas, denominado jaspe sanguíneo o heliotropo.

El jaspe rojo goza de una excelente fama entre las personas dedicadas a curar enfermedades psíquicas, por eso le llaman “el cuidador supremo”. Tal vez la piedra de este color es la más utilizada como amuleto. Creen que cura toda clase de dolencias, sobre todo las que están relacionadas con el hígado y la vejiga. Durante siglos se ha creído que esta variedad del jaspe tiene excelentes virtudes para reconfortar el espíritu, facilitar el éxito y devolver la alegría a personas abatidas.

Los griegos utilizaban una piedra de jaspe rojo para atraer la lluvia durante los períodos de sequía y, todavía hoy, se dice que los zahoríes se ayudan de ella cuando buscan agua. Algunos aseguran que favorece los negocios y a las personas que deseen triunfar. Los romanos debieron apreciar esta cualidad dado que acostumbraban a utilizar un anillo con un sello de este mineral con el fin de que los dioses les procurasen beneficios materiales. Se afirma que es muy eficaz para calmar el dolor de aquellas personas que han perdido a un ser querido y para evitar la depresión que en ocasiones se puede padecer como consecuencia de esa pérdida.

Algunos la recomiendan para atraer a compañeros sexuales o para enfocar y disfrutar correctamente de una relación amorosa. El jaspe rojo pertenece al signo zodiacal Aries a cuyos nativos protege especialmente. Todos los que han nacido bajo este signo verán aumentadas sus capacidades positivas y disminuidos todos los aspectos negativos.