Volver a la página Principal | Volver a El Poder de Las Piedras

EL ÓNIX
Piedra de los nacidos en agosto

El único uso apropiado para el témino ónix es el de describir la calcedonia opaca compuesta de cintas blancas y negras, rectas y paralelas. Es usado incorrectamente cuando se trata de la calcedonia grisácea o del ágata que ha sido utilizada desde la antigüedad para producir el material conocido como ónix.

El nombre se deriva de la palabra griega que significa uña. La historia es que un día, Cupido cortó las uñas divinas de Venus con un flecha mientras ella dormía. Él dejó los recortes dispersados sobre la arena y los destinos los convirtieron en piedra para que ninguna parte del cuerpo divino alguna vez falleciera.

El negro no es normalmente el color asociado con las uñas. Pero en los tiempos griegos, casi todo los colores de calcedonia desde el blanco uña hasta el marrón oscuro y negro eran llamados ónix. Más tarde, los romanos redujeron el término para referirse al negro y al marrón oscuro únicamente.

El ónix rojizo, marrón y blanco se conoce como sardónice. El sardónice era sumamente valorado en Roma, especialmente para los sellos, pues se decía que nunca se pegaba a la cera. El general romano Publius Cornelius Scipio era conocido por portar bastante sardónice.

El sardónice se alterna con el peridoto para los nacidos en el mes de agosto.